Artículo en "El País digital" sobre los galgos en España


El artículo en cuestión es de hace tiempo, concretamente de septiembre del 2010, pero entenderéis el por qué de esta entrada cuando nos adentremos en el contenido del mismo. Espero que desde el 2010 hasta el día de hoy, hayan cambiado un poco la perspectiva y podamos abordar, de una vez por todas, la verdadera problemática, no solo de los galgos, sino de todos los perros, en este país.

El artículo se llama "El suplicio del perro más rápido del mundo" y trata sobre el robo, maltrato y abandono de los galgos en nuestro país, aunque se centra y habla mucho más extensamente sobre el robo de "buenos ejemplares" a... bueno, pueden leerlo primero y luego pasamos a mi crítica personal a lo que, sin lugar a dudas, resulta ser el verdadero problema de estos maravillosos animales en España.



Quien lo haya leído ya con la mente abierta, se habrá dado cuenta del problema en el tono que han pretendido dar al artículo, pero no les ha salido bien...



En el primer párrafo nos encontramos el primer problema: un hombre relata cómo le han robado a sus perros del "búnker de cemento, láminas de acero, hormigón armado, piedra y ladrillo empotrado contra una pared de tierra" donde los tenía guardados. El hombre resignado anuncia que a decidido "dejar de criar galgos". De aquí se desprenden dos grandes problemas y ninguno de ellos es el robo de esos canes a este señor. El primer problema, es que nadie vea un problema en que un hombre críe sin control a galgos, probablemente destinados a galgueros, caza y carreras y que guarde a éstos en un búnker de cemento. De entrada, tenemos dos problemas importantes de concepción del galgo, por parte de este señor y del redactor del artículo que obviamente, no han sabido identificar bien la ironía del asunto.

Seguimos leyendo... El segundo párrafo releva, que de la misma zona (probablemente todos se conozcan, uno cría, el otro cede el macho, otro lo compra, etc.) se han registrado 37 denuncias de robo de galgo y alegan que "octubre empieza en Madrid la temporada de caza de liebre con galgos y los galgueros ya han seleccionado sus mejores ejemplares. Los ladrones entran en acción." De nuevo, un problema de percepción de la problemática que vamos a ver mucho más claro un pelín más adelante, pero que ya anuncia. El galgo, en la zona, es una mera herramienta de ocio para los galgueros y cazadores. Ellos los crían, compran, cambian, escogen, deshechan y utilizan a los canes para beneficio propio y el problema según éstos, está en que se los roban... Pero vamos a la mejor frase sin duda de todo el artículo.

Cuarto párrafo, primera línea, dice así;

"EL GALGO ES UN OBJETO DE LUJO 
CON MALOS PRETENDIENTES" 

Creo que esta frase deja en evidencia la verdadera problemática, no solo del artículo ni mucho menos, sino de la concepción y uso de este animal en toda España que le causa los verdaderos problemas. El problema real no es el robo a galgueros y cazadores, el problema real SON LOS GALGUEROS Y CAZADORES. Para muchos de ellos, el galgo es una herramienta, un "OBJETO" que usan para sus asuntos, para ganar dinero, concursos, prestigio... Y, como bien detalla en el artículo, cuando un galgo es un "buen animal" se puede llegar a vender por 50.000€... Está claro, no?

Un poco más adelante, culpan del problema a los "clanes gitanos" que los usan para caza y carreras, atención, ilegales. Es decir, que si tu tienes un galgo, y lo llevas a cazar o a correr, lo guardas en un maldito búnker de cemento, sin contacto humano, enseñado a palos y sin cariño, pero la caza y carrera es legal... no hay problema. Ahora, si lo hace un gitano de forma ilegal, entonces tenemos la verdadera problemática de los galgo en España (sarcasmo).

El artículo comenta, que "otras regiones con más tradición galguera y zonas extensas de caza, como Castilla y León o Castilla-La Mancha" son los que más robos de este tipo denuncian. Qué curioso... Precisamente las zonas donde más galgos malheridos, abandonados y apaleados se encuentran... Qué casualidad, no?  Pero eso también debe ser culpa de los clanes gitanos, nada que ver con los galgueros y la caza...

Si bien es cierto, que más adelante el artículo trata la que para mi, es la verdadera problemática de los galgos y, en general, de todos los perros en España, el maltrato y el abandono: "Si bien el hurto es una amenaza para esta raza, hay escenarios peores: el abandono y el maltrato, incluso la tortura." Pero lo curioso, es que parece que intenta desvincular por completo estas prácticas del sector galguero y de caza. Porque siguiendo esta frase, utiliza la opinión de un cazador para hablar sobre las prácticas que se realizan sobre los galgos, dice "Los cazadores y las protectoras de animales coinciden en que el salvaje método de deshacerse de los galgos inútiles (es decir, lentos o lesionados) colgándolos de la rama de un árbol ya no es habitual"... No qué va!...

Pero continua el artículo, hablando del abandono de los galgos y su empeño por desvincular el sector galguero de la práctica diciendo que "Los cazadores se sienten en el centro de la diana, condenados por los dislates de una proporción minoritaria de su gente. Pero visitar una reunión de galgueros demuestra que muchos son apasionados de estos perros, hasta un punto casi científico." De nuevo, el galgo, objeto para ocio y disfrute.

"EN ESPAÑA SE ABANDONAN UNOS 40.000 GALGOS AL AÑO"


En definitiva, y concluyo ya mi escrito, un artículo que pretendía denunciar la mala vida y muerte de estos maravillosos canes, pretendiendo desvincular a los principales responsables de su maltrato. Intentando poner en un pedestal a galgueros y cazadores, que han hecho del galgo un objeto preciado por mafias y contrabandos, por culpa de su empeño en "cosificar" lo que en realidad no es una cosa, sino una VIDA. Una vida que merece respeto. Que merece no ser tratado para uso y disfrute del humano. Que merece una vida feliz y una muerte digna, como cualquier otro ser vivo.

58 podencos encontrados hacinados en la Font del Carrós
No me gustaría finalizar este escrito, sin dedicar una mención a todos los pobres animales que son maltratados por el sector de la caza, principalmente el Podenco, pero también Setter, Braco, etc. Puedo decir con orgullo, que tengo por compañeros a dos maravillosos podencos rescatados de ese mundo y son los seres más espectaculares, magníficos y brillantes que he podido conocer. No son mis posesiones ni mis mascotas, son y lo serán hasta el fin de sus vidas, mis compañeros de vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Buscar este blog

¡COMENTA!

¡COMENTA!
¡PARTICIPA!

Seguidores